UNSA Víctor Claros: “En lo virtual, sigue habiendo inconvenientes para algunas conexiones”

Después de cuatro meses y medio atípicos en la vida universitaria (y cotidiana en general) por la pandemia, el rector de la Universidad Nacional de Salta, Víctor Claros, destacó el esfuerzo de profesores y estudiantes para avanzar en la virtualidad y el incremento de la ayuda a los jóvenes a través de becas. Para Claros la vuelta a clases presenciales está lejos todavía, más si Nación habla de una identificación facial para los exámenes. Por ahora, dijo que la UNSa mantendrá la educación virtual y prorrogó hasta el 16 el inicio. 

¿Qué balance realiza de la educación virtual durante estos meses en la universidad?
Cuando empezamos a ver cómo avanzaba, cada facultad nos informaban que algunas estaban en un 90%, otras en un 50 o 70%. Se empezó a poner los fondos necesarios del Rectorado para plataformas. En Nación se consigue que la navegación de edu.ar se haga sin costo, algo que no es solo de esta universidad. 
Si bien antes no existía, dimos 3.000 becas de conectividad (se les paga mensualmente 600 pesos para la conexión), ahora la estamos prorrogando por otros dos meses, es decir, ya vamos por los seis meses. Nación también sacó becas de conectividad para todas las universidades, pero le tocaba 300 a cada una. Actualmente contamos con 3.000 que aporta la universidad y 300 Nación. 
Ya tuvimos dos reuniones virtuales con el consejo superior y con los consejos directivos cuatro o cinco. Aquellos que debían la tesis o el trabajo final pudieron rendir, tenemos 76 recibidos de forma virtual durante la cuarentena. 
Hay dos o tres facultades que van a tener más defensas, además en esta semana y la siguiente se van a tomar exámenes, de acuerdo a la Secretaría Académica un poco más de 2.000 alumnos estarían en condiciones de rendir una, dos o tres materias para recibirse. Y por lo que me dijeron ya había cerca de 500 inscriptos. Si se llegan a recibir en este turno de forma virtual más de 200 hasta sería un récord, ni siquiera presencial ocurre eso. 
Hemos realizado nueve colaciones virtuales entre las seis facultades y tres sedes, en las que juraron 200 graduados, incluso un graduado juró desde Francia, otro de Alemania, los del sur del país eran un montón y de distintos puntos. 
Esos 200 títulos en Capital y el interior ya fueron entregados bajo protocolos, y los que estaban afuera de la provincia autorizaron a algún familiar. Estamos analizando hacer en agosto otra colación de grado.

Con la entrega de becas mejoró la asistencia virtual…
Sí. Hay una predisposición fuerte de los profesores, el reconocimiento lo quiero hacer público. Y también al estudiante que se tenía que conectar. Los Toldos, Nazareno, Iruya, Santa Victoria, son lugares donde tienen problema de conexión. En el Consejo Económico y Social estamos pidiendo que haya mayor conectividad, sobre todo en la zona de frontera, alejadas de Capital. 
Se incrementó la asistencia virtual, pero sigue habiendo inconvenientes para algunas conexiones. Igual, aclaro, que no se pierde la regularidad, los plazos están detenidos. 

Si bien no se puede calificar, cómo se evaluó a los estudiantes en esta primera mitad del año…
La situación es que no hay toma de parciales, depende de cada facultad, por ejemplo Ingeniería tiene casi todas las materias promocionales. No podemos dejar a nadie afuera por no poder conectarse. Todas las universidades están en la misma situación, por eso el Consejo Superior prorrogó el ciclo lectivo 2020 hasta el 31 de marzo del 2021. Es decir, prorrogamos todo el calendario académico 2020 hasta el 2021, y cada facultad y sede tiene que hacer su propio calendario, de acuerdo a sus realidades.

Cree que este año se pueda volver a clases presenciales…
Nadie lo sabe. Hace 10 días se firmó un convenio para cumplir el protocolo de identificación para los exámenes virtuales, entonces, si Nación esta diciendo cómo identificar es porque se está viendo de seguir en lo virtual. Por ahora el COE nos dijo que se mantenga lo virtual, los trabajadores con protocolo y que se prorrogue hasta el 16 de agosto el inicio. 
En Medicina teníamos 26 jóvenes que habían terminado su cursado de quinto año y tenían que empezar el sexto, que es la intrahospitalaria, por supuesto no está permitido. Dependemos de Tucumán, pero en Tucumán tampoco lo pueden hacer. También hay preguntas para los ingresantes, no han podido rendir los que iban a ingresar, se pensaba que podía ser en agosto, ahora puede ser en octubre, pero a su vez nosotros tenemos que pensar también en el ingresante 2021. Habíamos presentado todo ante la Coneau para que en 2021 la carrera ya sea de la UNSa.

Esto lo complica… 
Sí, por supuesto. Vamos a ver si Tucumán nos sigue acompañado en 2021. Por otra parte, ya teníamos aprobada la validez nacional y los recursos financieros para la tecnicatura de Electromecánica en San Antonio de los Cobres y la de Sistema Productivo Ganadero en Joaquín V. González. Pensamos que íbamos a poder empezar en agosto, y la verdad, que no. 

El abandono de los ingresantes se incrementó con respecto al año pasado… 
Todos los años hay preinscriptos aproximadamente 18 mil, pero normalmente ratifican su inscripción entre 7 y 8 mil. En 2019 cambiamos el sistema de los cursos de ingreso, de 40 días pasaron a ocho meses, en marzo cuando empezó la pandemia quedaba dar la parte vocacional.
Los ingresantes están en la misma situación de virtualidad que el resto, pero no hay hoy un detalle si continúan todos o no. El indicio más certero era a medida que iban rindiendo los parciales. 

¿Cuánto va a recibir Salta del Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria y qué obras va a realizar?
Empezamos a gestionar en el gobierno anterior, nos decían que presentemos obras grandes, yo presenté cuatro, a pesar de que nos dijeron que la universidad tenía que poner el 50%, cosa que era imposible. Presentamos lo de ingeniería que era el block D, una obra fantástica de electromecánica; el edificio en Ciencias Exactas de Matemática; toda la energía eléctrica que hay que cambiar y el segundo piso del laboratorio de Medicina. En este gobierno nos preguntaron si las obras seguían en pie, les dijimos que si. En ese entonces la obra estaba por 84 millones de pesos, con la decisión del presidente se ha ido a 174 millones de pesos y ya no tenemos que poner el 50%. Ahora tenemos que firmar en la primera quincena de agosto el convenio y sabemos que la plata viene a medida que vamos mandando los certificados de obra. 

¿Qué pasó con el laboratorio para analizar muestras COVID-19?
Nosotros vamos a ser respetuosos de todo, pareciera que se está avanzando en esa firma. Nosotros tenemos un bioquímico. Cuando no tenía laboratorio la Provincia en el Hospital del Milagro en 2009-2010 acá se hacían las cosas. Este laboratorio está reconocido y en condiciones, no hay ningún peligro, va a depender del Gobierno provincial si realmente lo va requerir y si está de acuerdo el Colegio de Bioquímicos. Se podrían hacer entre 200 y 230 muestras diarias. 
Por otra parte, entregamos a la ministra de Salud 250 máscaras y 40 litros de alcohol en gel para los centros de salud y hospitales. Al secretario de seguridad, 100 máscaras y 30 litros de alcohol en gel, y al Concejo Deliberante, 30 máscaras. A los hospitales Papa Francisco, Materno y del Milagro les dimos 50 máscaras y 30 litros de alcohol en gel y ahora estamos en condiciones de entregar igual cantidad. Está listo el sanitizante, unos 100 litros, también lo vamos a entregar a hospitales. Todo realizado en la UNSa.

Fuente: El Tribuno