El presidente Donald Trump anunció este viernes que decidió “romper” la relación de su país con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que acusó de haber cometido “errores” en la gestión de la emergencia sanitaria del COVID-19.

Según el mandatario norteamericano, el organismo “creyó en exceso” la información que le otorgaba China, país en el que se originó el virus. “Dejaron que los infectados viajen por el mundo”, se quejó.

Aunque no otorgó más detalles al respecto durante la conferencia de prensa, el anuncio de Trump supone la suspensión permanente de la contribución de su país a la organización. Se tratan de unos 500 millones de dólares anuales, aproximadamente. Esa donación representa el 15% del presupuesto total del organismo.

“Debido a que no han realizado las reformas solicitadas y muy necesarias, terminaremos nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud y redirigiremos esos fondos a otras necesidades salud pública mundial urgentes y globales”, aseguró Trump.

- PUBLICIDAD EN NOTICIA -