En conferencia de prensa, con la voz cortada y un llanto incontenible, Hugo contó que había salido a cargar gas y a comprar un sanguche con su hijo de 13 años y su perro cuando la desgracia los alcanzó. “Íbamos por la colectora de la Paraguay, siempre lo hago por ahí para evitar los problemas de la zona, en ese momento venía un grupo de chicos, me corrí porque caminaban por la mitad de la calle y le tiraron a mi hijo un vaso de vino en la cara”.

Eso generó su indignación, dio vuelta y les reclamó, “se me vinieron al humo, yo saqué un cuchillo para amedrentarlos, en eso mi hijo se baja del auto porque se había escapado el perro, cuando veo que levantan el cascote yo corrí para protegerlo pero me caí y vi cómo le partieron la cabeza”, dijo desesperado.

Los causantes huyeron a toda velocidad mientras Hugo se levantó y fue a auxiliar a su hijo que quedó inconsciente. Hoy el niño se encuentra en gravísimo estado, en un coma inducido, “esto es injusto nosotros no hicimos nada, quiero que atrapen a los responsables y que sean castigados”.

Santiago Pedroza, abogado de la familia, dijo que la causa inicialmente está caratulada como lesiones, “pero aquí claramente hay una tentativa de homicidio, el niño no estaba haciendo nada cuando estos delincuentes lo atacaron con una piedra gigante y hoy se debate entre la vida y la muerte”.

Agregaron que en la zona hay cámaras de seguridad y que ellos también aportaron datos para la identificación de los causantes.

Fuente: InformateSalta


- PUBLICIDAD EN NOTICIA -