Según adelantó Nuevo Diario el gobernador Gustavo Sáenz mantuvo contacto con uno de sus referentes, y conformarían un equipo de trabajo que atendería los reclamos puntuales.

La movilización fue una réplica de otras que se produjeron en el país, ni la lluvia. Ni las bajas temperaturas impidieron que médicos en su mayoría del sector público, recorrieran en sus automóviles, las calles de la ciudad en caravana, con carteles y bocinazos, por las consignas que acuñaron en otras provincias.

“Ni héroes, ni asesinos, somos médicos”. “Queremos que nos respeten y valoren en nuestra profesión”, dijo  Fernando Rangil Silva, uno de los médicos adheridos a la marcha, que agregó que ayer recibió el llamado de Sáenz, que le aseguró que en junio percibirán el bono de Nación, y que conformarán una mesa para analizar otras reivindicaciones, entre las principales la quita inmediata del impuesto a las ganancias y otras históricas como la jubilación. 

- PUBLICIDAD EN NOTICIA -