En un tono intimista, de balance y hasta un poco triste, el presidente Mauricio Macri habló ante sus funcionarios y dirigentes en el que tal vez sea el último de sus discursos ante su gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner.

Tras escuchar a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, el mandatario aclaró que no se va a correr a un costado y que tiene previsto liderar la oposición: “Desde el lugar donde me toque, voy a seguir trabajando para lograr ese país que nos merecemos. Para los que desde 2003 me vienen preguntando si me voy a retirar de la política, les digo: estoy acá, no me voy a ir a ningún lugar. Hay Mauricio para rato. O debería decir: hay Gato para rato”. Además, le atribuyó “al clima” la ausencia de los radicales.

- PUBLICIDAD EN NOTICIA -