La policía de tránsito de China está avanzando con una red nacional de cámaras de vigilancia de reconocimiento facial para detectar a los peatones que cruzan por cualquier lado o cuando el semáforo indica lo contrario.

En ciudades como Shangai, algunos semáforos cuentan con un sistema que identifica si una persona cometió una infracción al atravesar la calle. Como si fuera poco, además los escrachan publicamente: muestran su cara y parte de su documento en una pantalla durante una semana.

- PUBLICIDAD EN NOTICIA -