Bomberos de distintos cuarteles de la provincia combaten al menos cinco frentes de fuego este miércoles, en el noveno día con incendios en distintos puntos de Córdoba.

El secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes, Claudio Vignetta, indicó que pese a que en algunos casos los focos están en un 80 por ciento controlado, las condiciones climáticas con fuertes vientos complicaron las tareas en las últimas horas.

Según indicó, cerca de las siete eran cinco los frentes donde se concentraban las tareas de los bomberos.

Santa María de Punilla. Contenido en un 80 por ciento.
Icho Cruz. Guardia de cenizas.
Mina Clavero. Hay dos frentes activos. “Hay un viento importante, eso hizo que se activaran dos flancos, están recambiando los bomberos”, indicó Vignetta a Cadena 3.
Las Palmas. Controlado en un 80 por ciento. “Es un lugar de difícil acceso”, dijo.

Extensiones y reinicios

En el sur de Traslasierra sigue avanzando un incendio que ya es el mayor del año para Córdoba. Había empezado el domingo cerca de Villa Cura Brochero y anoche parecía confinado, pero muy activo, en un sector de bosque nativo alto sobre el dique La Viña. Andrés Bosch, jefe de bomberos en esa zona, precisó que tan inaccesible es ese punto que los voluntarios deben ser cruzados en botes por ese embalse y caminar luego una hora para llegar a los sitios donde las forestaciones arden aún.

Una imagen satelital de la Dirección de Análisis de Riesgos de la Nación –a la que accedió este diario– mostraba que ayer al mediodía ese foco había quemado ya 2.600 hectáreas. Contando el avance hasta anoche, la cifra treparía a casi tres mil hectáreas para erigirse en el mayor incendio del año.

En el norte del Traslasierra también sigue sin ser contenido otro vasto incendio que también comenzó el domingo pasado: afecta la zona de Las Palmas, en el área turística del “camino de los túneles”, y anoche se concentraba sobre el paraje La Mundana. Una primera evaluación preliminar situaba ayer ese foco en torno a las dos mil hectáreas ya quemadas.

Este martes, en tanto, se sumaron dos incendios que anoche aún generaban inquietud en Punilla.

Uno fue un reinicio del controlado un día antes, entre Santa María y Bialet Massé. El otro consumía una forestación de pinares en la zona de Copina, casi sobre la ruta de las Altas Cumbres.

En esos focos, se concentra este miércoles la tarea de los bomberos, que esperan que el viento no complique aún más la jornada.

- PUBLICIDAD EN NOTICIA -