Se realizaban un control de rutina en el ingreso de la escuela Agrícola. Un automovilista pasó a los bocinazos, un agente  inició una persecución en donde terminó arrollado y el conductor demorado. Tenía 1,17 gramos de alcohol en sangre.

El hecho se registró en las primeras horas de este martes cuando agentes de tránsito realizaban un control de entrada de escolares en la escuela Agrícola sobre avenida Banchick. Un automovilista pasó tocando bocina y apurando a los estudiantes, fue así que uno de ellos decidió seguir a ese conductor.

Cuenta que el sujeto siguió por avenida Banchick hasta la rotonda de Limache y cuando llegó a Ex Combatiente de Malvinas se vio obligado a frenar por los semáforos y por la gran cantidad de autos que se dirigían hacia zona Sur. En ese momento, el agente decidió cruzarle la moto, descender y acercarse al conductor, momento en el cual este arrancó y lo arrastró 200 aproximadamente, parando su marcha en las puertas del boliche Metrópolis.   

En cuanto, al conductor que también se encontraba en el lugar, manifestó a los micrófonos de Multivisión Federal que el agente de tránsito le rayó el auto, y que se le subió encima, asegurando que había salido en busca de medicación y remarcando que es discapacitado. Sin embargo, el test de alcoholemia arrojó 1.17 gramos de alcohol en sangre.

El auto  fue trasladado hasta la comisaría séptima junto al conductor desde donde se haría  la consulta judicial respecto al hecho que termino con la denuncia policial del agente accidentado.

- PUBLICIDAD EN NOTICIA -