Liverpool se coronó como campeón de la Supercopa de Europa al vencer en los penales al Chelsea, luego de haber igualado 2-2. En el Besiktas Park de Estambul, Turquía, Giroud y Jorginho marcaron los goles del último ganador de la Europa League, mientras que Mané lo hizo para el último campeón de la Champions League. En la definición desde los 12 pasos, Adrián le tapó el decisivo al joven Tammy Abraham.