Las Salinas Grandes son una vasta salina de 212 km2 de extensión en plena Puna a 3.450 metros de altura. Una extensión de sal, blanca que contrasta con el azul del cielo. Ambiente natural único con su tradicional explotación artesanal de la sal. La salina es compartida por Salta y Jujuy (Están situadas entre las Rutas Nacional 52 que une Susques con Purmamarca y la «vieja» Ruta 40 (Ruta 1v40) entre San Antonio de los Cobres y Abra Pampa).

Origen de las Salinas Grandes

Durante el Cenozoico, las sierras situadas al oeste de la actual salina (Sierra de Cobres) comenzaron a ascender dejando hacia el oriente una gran depresión que se fue rellenando con sedimentos erosionados de estas montañas durante el Mioceno.

Luego se produjo el levantamiento de la Sierra de Acay hacia el Sur y la de Aguilar hacia el noreste y de la Sierra Alta al este. Encerrando la región por estos tres lados, separándola de la Quebrada de Humahuaca que desagua hacia el Atlántico.

Esto dejó una cuenca cerrada con forma de cubeta que fue rellenada por el arrastre de arroyos que desagotaban dentro de la misma.

A lo largo de millones de años se acumularon sedimentos de varios kilómetros de espesor.

El lecho de la depresión quedó a unos 3.400 metros de altura rodeado por montañas con alturas que promedian los 4.500 a 5.500 metros.

 

El Enorme Lago glaciario

Durante el período glaciario (Pleistoceno Superior), el clima era más húmedo que en la actualidad y los glaciares de las montañas circundantes crecieron.

Su agua de deshielo alimentaba un lago que se formó en la parte más baja de la cuenca, un Paleolago.

Durante el período de calentamiento que comenzó hace unos 18 mil años, los glaciares desaparecieron gradualmente, liberando gran cantidad de agua que inundó la cuenca formando el enorme lago que abarcó lo que hoy es la Laguna de Guayatayoc, las Salinas Grandes, y el área circundante.

El nivel del agua era de unos 10 metros por encima del actual lecho de la cuenca y sus costas estaban a 3.415 metros de altura unos 14.000 años atrás.